UST

Estudiantes de Santo Tomás Temuco apuestan por la forestación urbana para renovar el aire

Temuco, Padre Las Casas y otros centros urbanos del país presentan en la actualidad índices críticos de calidad del aire con altos niveles de CO2 O3 y material particulado, un problema vinculado a las emisiones producidas por la combustión de industrias, vehículos, calefacción domiciliaria y sobre todo por los altos niveles de polvo en suspensión. Lo que tiene una directa relación con zonas descubiertas de vegetación al interior y en la periferia de las ciudades.
Se ha comprobado científicamente el rol clave de las plantas y una buena estructura arbórea en zonas urbanas es capaz de reducir la contaminación ambiental, por su capacidad de absorber, retener y precipitar partículas suspendidas en el aire, además de la conservación de Energía, la regulación del clima, sin mencionar su valor estético en el paisaje.
Conscientes de todo esto, Santo Tomás Temuco está desarrollando iniciativas que contribuyen a aumentar la cobertura de vegetación incentivando el trabajo de estudiantes por medio de intervenciones en áreas verdes y la conformación de una Brigada Verde.

INTERVENCIÓN
Durante toda una jornada, estudiantes de Técnico Agrícola y Ganadero del CFT comenzaron su proyecto de intervención ecológica en áreas verdes del campus, el que comenzó en una primera etapa la plantación de especies arbóreas y la preparación de la tierra para establecer una huerta medicinal de uso comunitario.
El presidente del centro de alumnos de la carrera, Marcos Guerrero, destacó la iniciativa como “una forma de fomentar el trabajo en equipo, además incentivar la plantación de especies nativas no forestales que aportan al ecosistema y mejoran la calidad del aire”.
BRIGADA VERDE
Otra de las iniciativas dedicadas al cuidado del aire y el fomento de la conciencia ecológica es la “Brigada Verde”, parte del compromiso creado en 2017, entre estudiantes de la UST con la seremía del Medio Ambiente con el objetivo de avanzar hacia una Universidad Sustentable.
Para el presente año, la creación de la Brigada busca capacitar a un grupo de estudiantes para apoyar acciones globales para crear consciencia en la ciudadanía y lograr buenas prácticas en pro de la naturaleza, donde la preocupación por el cuidado y renovación del aire es fundamental.
“Dentro de las acciones en el periodo 2018-2019 queremos desarrollar proyectos mediante fondos concursables para crear jardines verticales dentro de nuestra institución, en exteriores e incluso sectores interiores, considerando el rol clave que juegan las plantas en la absorción de carbono, lo que va a repercutir en una mejor calidad del aire para nuestra comunidad”, es lo que destaca una de las coordinadoras de la iniciativa, la académica del departamento de Ciencias Básicas, Paola Villagrán.
Además, el proyecto considera acciones en el área de la educación, replicando la brigada en algunos colegios para crear conciencia desde la más temprana edad respecto al uso de la leña, a los factores que afectan a la contaminación del aire y cómo revertirla. Complementadas con la mantención y preservación de la biodiversidad en su flora, fauna y medio ambiente.