TOYOTOMI LOGO (Original) [Convertido]

Recambio de calefactores: beneficiarios felices cuentan su experiencia con las estufas Toyotomi

Gracias a sus casi 15 años de experiencia en el mercado local, Toyotomi –la marca japonesa reconocida por sus estufas de última tecnología- conoce en detalle las necesidades y preferencias en calefacción del consumidor chileno. Lo anterior le ha permitido participar con éxito en los Programas de Recambio de Calefactores que desarrolla el Ministerio de Medio Ambiente y aportar en la solución de la contaminación ambiental que afecta a Temuco y otras ciudades de la zona centro-sur del país, donde un importante porcentaje de los beneficiarios han preferido sus estufas de tiro forzado a parafina.
El tiro forzado es un sistema de calefacción limpio, seguro y económico, que se instala con facilidad en la pared y tiene un ducto de ventilación hacia el exterior. Además, cuenta con una tecnología programable que asegura una temperatura constante sin gastar de más y con gran poder calórico para espacios amplios. Los beneficiarios que han preferido la tecnología de tiro forzado Toyotomi destacan que han visto un cambio importante en su calidad de vida al reemplazar sus calefactores a leña por estos equipos eficientes y muy cómodos de operar.

Blanca Carrasco: “Estoy bien contenta porque ya no hay que hacer todo el trabajo de la leña ni preocuparse de tener leña seca. Con la parafina calefaccionarse es más cómodo, rápido e higiénico. Llegas a tu casa y no tienes que pensar en hacer fuego y toda esa rutina. Aprietas el botón y empieza a funcionar. Es una tarea menos que hay que hacer. En la mañana la prendo apenas despierto. Antes tenía una salamandra. Ahora, tengo dos estufas con las que tempero toda la casa: una grande en el living comedor y una más pequeña en el segundo piso donde están las piezas. El gasto es más o menos el mismo, pero está más calientito. Estoy contenta por el tema del tiempo y de energía. Además del espacio que gané. Se libera mucho espacio en el patio, porque antes compraba 10 metros de leña y había que guardarla ahí. Además, si la leña estaba mojada, no calefaccionaba nada y estaba todo pasado a humo. Esta estufa a parafina no da olor, es más higiénico. Y uno se siente feliz en contribuir en este cambio para mejorar el aire”.

Berta Becerra:“Estoy bien contenta con la estufa porque calefacciona mucho, porque no contamina el ambiente, que es el objetivo del Plan de Descontaminación, y porque es más práctica para todos. Con la leña, tienes que tener el espacio para guardarla, además suele estar verde y ensucia. En cambio, esta estufa no requiere del trabajo extra de cortar y almacenar y no genera humedad ni olor al tener el ducto de ventilación exterior. Por eso es higiénica en todo sentido. Nosotros deshicimos la bodega donde guardábamos la leña y queremos construir un quincho ahí.
Además, la parafina es más económica que la leña o la electricidad porque con un litro se calefacciona una casa durante cuatro horas. Yo la tengo programada para que se encienda a las 8 de la mañana y después la apago de forma manual”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *