Aysén Noticias

¿Toyotomi a pellet o parafina?

Conversamos con dos beneficiarios del programa de recambio de calefactores en Coyhaique, quienes nos cuentan sus experiencias con ambos sistemas que provee la marca japonesa.

Hoy en día en Coyhaique elegir un artefacto para calefaccionarse es una decisión que conlleva evaluar distintos aspectos que hace algunos años no teníamos en cuenta. La eficiencia en la generación del calor, el tipo de combustible y las bajas emisiones de contaminación son conceptos que estamos aplicando al adquirir estos aparatos.

La marca japonesa Toyotomi, que hace algunos años ya está instalada en el mercado local y nacional de calefactores, está trabajando de la mano con el Ministerio de Medio Ambiente en el programa de recambio de calefactores en la región de Aysén con dos de sus productos: Uno a pellet y otro a parafina.

María Mancilla Chiguay vive en el sector alto de Coyhaique y tiene clarísimo los efectos de la contaminación en la puerta de su casa. “Acá se nota mucho, donde estamos en altura es mucho y muy fuerte. Ya es como tóxico de repente. Acá se nota porque la gente cuando hace fuego le pone cualquier cosa a sus combustiones. Se ve cuando vas al médico y todos están con los problemas respiratorios” relata.

toyotomi-1

María es una de la beneficiarias del programa de recambio de calefactores, iniciativa que en la región lleva la Seremi de Medio Ambiente, razón por la que obtuvo una estufa Toyotomi modelo FF-55T.

Esta estufa es de alta capacidad con tecnología de tiro forzado, que se alimenta desde un estanque removible incorporado y diseñada para calefaccionar espacios de 80 a 120 metros cuadrados.

María cuenta que antes como la mayoría de los coyhaiquinos usaba leña para calefaccionarse y reconoce que este cambio es necesario ya que “está muy contaminada la ciudad. Si mucha gente lo hiciera sería ideal porque hay mucho adulto mayor que sufre, los niños, y además por mi bienestar, si al final es algo práctico y económico”.

María Mancilla destaca que lo mejor es la facilidad para encender el artefacto, algo totalmente distinto a lo vivido hace algunos meses. “Lo más bonito es prenderla en la mañana, no tienes que estar preocupada que tenías que buscar cartón, que tenías que dejar astillas, que tenías que dejar esto y hacer fuego. En cambio yo la prendo a las 6.30 y me levanto a las 7.30 y está temperado. Entonces es la comodidad y es limpiecita. No estás con el olor a humo. Es súper limpia” explica María Mancilla.

Toyotomi pone a disposición en este programa de recambio de estufas otro de sus productos, la PS-7500.
José Ortiz Rivas, es uno de los beneficiarios que recibió este modelo y señala estar totalmente satisfecho con su funcionamiento.

toyotomi-4

“La comodidad de estar aquí y levantarse a las 7 de la mañana o 20 para las siete, levantarse a buscar la leña, hacer el fuego, y ahora es levantarse apretar el botón y esperar unos 15 minutos” dice.

Ortiz nos cuenta que antes calefaccionaba su casa con una estufa a leña, pero que en los días de más frío no daba para todas las piezas, por lo que su esposa e hija postularon al programa de recambio.

“La cantidad de humo que sale en la estufa a leña, sobre todo cuando se hace el encendido o cuando salen palos verdes, se nota al tiro. Con el pellet, hecho de madera estamos contaminando, pero en mucho menor grado” concluye José.

Comentarios

Comentarios